Cyberceci in Vancouverland

What am I still doing here? Read and find out...

Name:
Location: Vancouver, British Columbia, Canada

I studied Journalism in Chile and have a Master of Journalism at The University of British Columbia (UBC), Canada. My dream? To be the first correspondent on the moon, where I plan to go as soon as I can.

Monday, November 14, 2005

La Batalla de los Sexos


Así se llama uno de los concursos más populares del programa radial que escucho en las mañanas, luego de las noticias. Se trata del mismo programa donde están tratando de encontrarle pareja al “Hot Guy” (ver candidatas aquí) y, por lo visto, mi única fuente de inspiración en lo que va de noviembre.

En ese concurso, dos auditores -una mujer y un hombre- son sometidos a un cuestionario por parte de la pareja de locutores. El hombre (Matt) hace las preguntas a las mujeres y la locutora (Drew), a los hombres. La idea es tratar de que el sexo opuesto pierda.

Pues esta mañana me bajó una casi crisis de identidad, tras descubrir que -de todas las preguntas que hicieron a ambos concursantes- las únicas cuyas respuestas sabía sin que me cupiera ninguna duda, eran las que supuestamente sólo los hombres contestarían correctamente:

Matt: A ver, señorita, díganos cuál de las siguientes cervezas no tiene una versión light: Corona, Kokanee o Heineken

Yo: (En menos de un segundo) ¡Heineken!

Concursante: …………eee….. este…. ¿Corona?

Matt: Incorrecta la respuesta. Heineken no tiene versión light

Drew: Esa pregunta estaba muy difícil. A ver si los hombres lo hacen mejor. A ver, ¿qué actriz aparece en la portada de la revista Vanity Fair este mes?

Yo: … ¿?

Concursante: ………… ¿Paris Hilton?

Drew: No. Ella estaba en la de octubre. La respuesta correcta es Kate Moss ¡Estamos empatados!

Matt: Hablando de Portadas ¿Qué tema trae la revista Time esta semana?

Yo: (En menos de un segundo) ¡Los inventos más sorprendentes del 2005, empezando por Snuppy, el primer perro clonado!

Concursante: La verdad, no leo revistas dedicadas a la política.

Yo: ¡¡¡¿Política?!!!

Matt: ¿A la política? Je, je… Punto para los hombres.

Drew: ¿Cuál de las siguientes compañías también hace zapatos? Givenchy, Revlon o Shiseido.

Yo: ¿?

Concursante: ¿Givenchy?

Drew: Lamentablemente la respuesta es correcta. Otro punto para los hombres. ¡De seguro que esta respuesta te la soplaron!

Matt: A ver, esta pregunta define todo. En el ámbito económico más de alguna vez habrás escuchado hablar del organismo estadounidense SEC. ¿Qué representa esa sigla?

Yo: ¡Securities and Exchange Commission!

Concursante: ¿Qué representa?

Matt: O sea, qué significa.

Concursante: ….


Y así podría seguir eternamente, transcribiendo el concurso completo, pero basta con decir que de las seis preguntas que contestó cada concursante, me supe todas las respuestas que supuestamente “sólo un hombre” sabría responder y sólo una extraída del mundo “femenino” (nombrar tres marcas de detergente…Patético, pero cierto).

Más allá de sentirme enojada por los permanentes e imborrables estereotipos sociales asociados a cada sexo, especialmente al femenino, este episodio me hizo recordar varias cosas.

Primero, mi rol de consejera sentimental. Recordé cómo mis amigas en Chile siempre me pedían consejo en materia sentimental porque, según ellas, pensaba “como hombre.” ¿Y qué significa eso? Según ellas, que soy fría al hacer análisis y siempre antepongo la cabeza al corazón. Sea eso verdad o no, da lo mismo. Lo que me intriga es constatar que el ser así se considere propio de los hombres, como si el sentir o el amar en forma irracional fuera prerrogativa de las féminas, cosa que NO lo es.

También recordé mi infancia, cuando mis padres me cortaban el pelo bien cortito y, más frecuentemente de lo que hubiese querido, alguien se acercaba y decía: ¡Pero qué lindo el niñito! A lo que, según mi mamá, yo respondía en forma indignada y con ambas manos en la cintura: ¡Soy niñita, que no ve que tengo aditos (aritos)! Pero, ni por eso, cambiaba mis cómodos jeans por los no tan cómodos vestidos que mi hermana sí se ponía encantada.

Con igual claridad recordé otros ocasiones, en las cuales me sorprendí disfrutando muchísimo más de “actividades para hombres” (gritando a todo pulmón palabrotas en el estadio contra el “árbitro saquero,” instalando programas nuevos en mi computador, leyendo las propuestas políticas de los candidatos presidenciales), en lugar de estar haciendo “cosas de mujeres” (horneando un queque, bordando y todos los estereotipos que se les vengan a la mente).

¿Hasta cuándo seguiremos viviendo bajo la influencia de parámetros tan ridículos? ¿Llegaremos alguna vez a aceptar que hombres y mujeres somos, primero, seres humanos y, luego, sujetos con cualidades diferentes? ¿Podremos algún día dejar de centrarnos en las cualidades negativas de ambos sexos y celebrar, en cambio, los aspectos positivos?

¡Quién sabe! Lo único cierto es que esperaré a que eso suceda mientras paso la pena que me provocó el haberme enterado que la “U” de mis amores no clasificó para la Copa Libertadores 2006, con una Heineken bien heladita.

14 Comments:

Anonymous Wilma said...

Toda la razón, Ceci. Los hombres y las mujeres somos diferentes, no hay duda. Pero en vez de centrarnos en lo negativo, resaltemos los aspectos positivos.

Algunas de las cualidades de las mujeres:
o Las mujeres son apasionadas, amantes y cariñosas.
o Las mujeres lloran de alegría.
o Las mujeres siempre hacen algo para demostrar cuánto se preocupan.
o Nunca se detienen por conseguir lo que creen mejor para sus hijos
o Las mujeres tienen la habilidad de sonreir hasta en los momentos que están tan cansadas que ni pueden mantenerse en pie.
o Saben cómo transformar una simple comida en un agasajo.
o Saben estirar al máximo el dinero.
o Saben cómo reconfortar a un amigo enfermo.
o Las mujeres traen risas y alegría al mundo.
o ¡Saben como entretener durante horas a los niños!
o Son honestas y leales.
o Las mujeres tienen una voluntad de hierro debajo de una apariencia delicada.
o Harán lo imposible por ayudar a un amigo en problemas.
o Las mujeres lloran fácilmente ante las injusticias.
o Saben cómo hacer sentir al hombre como un rey.
o Las mujeres hacen del mundo un lugar más feliz.

Ahora, los hombres:
o Los hombres son buenos para mover objetos pesados, abrir frascos y latas y, los más osados, matar arañas.

12:46 PM  
Blogger Elisa de Cremona said...

jajajajajajajajajajajajaja
jajajajajajaja
vive le difference!
jajajaja

pd. estoy con el internet enfermísimo, al borde de la muerte... ahora está en coma profundo... fatal...

2:43 PM  
Blogger .. Mi vida said...

la verdad.... encuentro que no hay nada mejor en el mundo que los hombres y las mujeres seamos diferentes.....
Un saludo desde Toronto

pd: gracias por tu comentario.. y hago lo que puedo para cambiar, eso es lo que hago en mis noches de insomnio.. porque tiempo durante el dia no tengomucho entre la escuela, la casa y el trabajo, termino media loca...jajajaja

3:29 PM  
Anonymous Wontolla said...

Las mujeres y los hombres cometen las mismas barbaridades, estupideces, horrores, y también los grandes gestos y acciones que enaltecen. Lo que pasa es que ustedes tienen mejor marketing ;)
salu2!

6:32 PM  
Blogger Pancha said...

me encanta que seamos distintos, que tengamos roles diferentes y que podamoscomplementarnos; lo que no me gusta es esa esúpida comparación en que unos son mejores que otros, o más inteligentes o más fuertes o más sensibles. Ambos tenemos la capacidad de desarrollar los aspectos sensitivos e intelectuales y los que tengan más habilidad por un lado u otro, creo que depende de las habilidades personales... gracias por entrar a mi blog negra... a la distancia y lo lejanos de los posteos, yo siempre te leo...

10:47 PM  
Blogger Noticias del Viejo Mundo said...

Ah! Cecy no me vengas con que no eres femenina ... estoy seguro que te hago tres preguntas y te desenmascaro inmediatamente. Empecemos por los chocolates ... mejor no sigo ... Y bueno, lo mejor de todo es que la gente nos mire como personas y no como x o y de acuerdo a parámetros, o mejor dicho como XX o XY ... Saludos

3:08 AM  
Blogger Karen said...

Ceci, tu adicción a los chocolates es claramente femenina y para qué hablar de tu serie favorita (acá recien comenzó la temporada). Y te recuerdo el pseudo manual que intentamos escribir alguna vez para entender a los hombres. Finalmente, no lo logramos. Punto para ellos.
¿Sabes qué odio? Cuando dicen que alguna pelicula "es de mina". O sea, yo puedo disfrutar de El Padrino sin decir que es pelicula de machos, pero ellos no pueden ver Titanic porque es para mujeres (es sólo un ejemplo).
Por eso me gusta la serie Commander in Chief. jajaja...será mi nueva adicción.
un beso!!
karen

4:23 AM  
Blogger H.G. said...

Yo soy hombre y no me gusta mucho la cerveza(no tenia ni idea de lo de heineken), me aburre hablar de carros(que si tal modelo tiene un motor con no se cuantas valvulas y x caballos de fuerza), etc, etc, etc.

Una de las cosas que mas detesto son las generalizaciones. Que digan que todos los hombres (o las muejres) son iguales, o que todos los latinos somos de determinada manera, o que todos los [inserte su grupo aqui] son [inserte el calificativo de su preferencia aqui]. Yo soy como soy y punto. Conozco mujeres apasaionadas por el futbol y eso no las hace menos femeninas.

Los estereotipos no surgen de la nada. Surgen de que la mayoria de lo integrantes de ciertos grupos tienden a hacer esto en lugar de aquello, pero de alli a que a TODOS nos guste, hay mucho trecho.

Que viva la individualidad!

6:00 AM  
Blogger Nacho said...

La Heineken te la tomarás bien fresquita, pero, ya sabes, no es light.

Lo de que somos distintos es verdad. Pero las comparaciones son odiosas, y la generalizaciones lo son más.

¿Quién dice que no hay hombres apasionados con su chica, o su chico, o su perro, o un pato -que ahora se oyen cosas muy raras-, o cariñosos o tiernos?

¿Quién dijo que no hay mujeres eficientes en el trabajo, en las inversiones o en la logística de la empresa?

Unas lo serán y otras no, igual que unos lo serán y otros no.

Hablar en general es absurdo. El machismo también. Me suena a algo del siglo pasado totalmente superado. ¿Y todavía hay gente que lo duda?

P.D. Me abriré también otra cervecita bien fría. Mmmm. Pero la tomo Coronita, porque yo sí la bebo light.

Por cierto, mi chica no.

11:46 AM  
Blogger Andres Palma said...

que los hombres somos más fríos a la hora de pensar? naaaa. Las mujeres sí que son de una sola línea: a uno lo olvidan y nunca más le hablan aunque se estén desangrando por dentro. Nombrenme a un solo hombre que sea capaz de semejante crueldad (I'm out)

Andrés

3:01 PM  
Anonymous Cecilia said...

Ahora tengo una duda existencial ... no me sé ninguna de las respuestas! ... quien soy, donde estoy?

Saludos

4:12 AM  
Blogger gloria said...

gastamos tanto tiempo buscando las diferencias, encasillándonos en estereotipos, que vamos creando prejuicios y con el tiempo ya nos cuesta ver que en el fondo somos sólo distintos colores en una misma paleta, donde todos somos distintos, pero algunos se complementan. salu2

7:59 PM  
Blogger Agneshka said...

Conozco el sentimiento,
la guerra de los sexos es una patraña. Somos distintos sin duda. Desde que era pequeña nunca fui parte del club de Lulu, siempre andaba con los niños, trepando arboles, corriendo en bicicleta.
Pero no hay sentimiento que adore más que ser mujer. Definitivamente es demasiado entretenido. Y bueno saber las marcas de cerveza siempre es util.

Cariños y espero tu pronta llegada.

5:19 AM  
Blogger Cuidro said...

Muy fenimista.

3:06 PM  

Post a Comment

<< Home

Y deambulan por este blog:

adopt your own virtual pet!