Cyberceci in Vancouverland

What am I still doing here? Read and find out...

Name:
Location: Vancouver, British Columbia, Canada

I studied Journalism in Chile and have a Master of Journalism at The University of British Columbia (UBC), Canada. My dream? To be the first correspondent on the moon, where I plan to go as soon as I can.

Tuesday, February 22, 2005

¿Cosas de hombre?

* Advertencia: Los nombres y nacionalidades de algunos personajes han sido cambiados por respeto a los involucrados, quienes no tienen idea de que escribiré acerca de lo que hicieron y están haciendo.
Ni siquiera saben que tengo blog.


¡Ajá!... con esta introducción más de alguno ya está metido, preguntándose con qué saldrá ahora la Ceci.

La idea de contarles en qué andan algunos de mis amigos varones latinos acá en Vancouver no nació sólo de las ganas de copuchar (que nunca me faltan), sino de una anécdota que viví esta tarde. Sí, otra más.

Esta vez paseaba por la playa, tomando fotos de la puesta del sol, cuando un tipo de apariencia normal (léase, no uno de los varios loquitos que andan por Vancouver, empezando por la que escribe), se me acerca y me pregunta algo que no entendí.

- “Pardon, me?” (Tan señorita yo)
- Y él, muy compuestito, me dice: “Le preguntaba si le gustan los cumplidos”
- “Viniendo de ti, por supuesto,” me sentí tentada a contestar, porque estaba tal como me lo recomendó el doctor. Sin embargo, sólo respondí un coqueto “I guess so” para ver qué sorpresa se venía... Y sí que me llevé una sorpresa, ya que el adonis me miró y muy respetuosamente me dijo “Thank you!” y siguió su camino.

A mí me dio ataque de risa, en parte por ser tan perna de pensar que el sujeto quería establecer una conversación o decirme un piropo. Pero también porque no pude evitar pensar que a lo mejor estas preguntas extrañas son, en realidad, una “cosa de hombres” y que, al igual que los amigos a quienes voy a delatar a continuación, este sujeto andaba haciendo su propio “estudio de campo.”

Caso 1:
El pionero del grupo de “investigadores” fue José Patricio, de Perú. La teoría que JP buscaba probar era que las mujeres canadienses, sobre todo las que no pasan de los 45 años, se sienten ofendidas si un hombre les ofrece el asiento. Durante sepa Dios cuánto tiempo, JP se dedicó a preguntar a cuánta fémina tuvo la desgracia de tomar el mismo bus que él, si aceptaría que él le cediese el asiento. El muy canalla lo decía en tono galante y de claro ofrecimiento (fui testigo de un par de esas vergonzosas ocasiones), por lo que algunas cándidas pasajeras respondían que sí o le daban las gracias y empezaban a acomodarse para tomar asiento. Pero entonces, sin inmutarse, JP les respondía “Gracias a Usted por contestarme la pregunta ... y seguía sentado.”
¡No sé cómo no le pegaron!, aunque –según dice- estuvo cerca.

Caso 2
Otro “caso” es el de Rafael, de Colombia. Este personaje, según dice, quería entender el concepto de “date.” Su teoría era que, si un hombre invita a salir a una canadiense que recién le presentan, dos veces relativamente seguidas, ella asumirá que están “dating” (algo así como “saliendo”). Rafa se quejaba, y todavía lo hace, que en Canadá hay mucha presión social para formar pareja, no como (según él, aunque no sé en qué mundo vive) en Latinoamérica, donde las cosas son más naturales y se opta por un conocerse que puede derivar en amistad, romance o en nada.

Rafael no encontró mejor manera de “probar su hipótesis” que invitando a salir a toda chica nueva que conocía. Las veces que le aceptaron y que lo aguantaron como para una “segunda vuelta,” Rafa procedía a interrogar a las ratoncillas de laboratorio en forma directa. “Esta es la segunda vez que salimos juntos,” les decía, “Dirías que we are dating?” (perdón el Spanglish, pero aquí se necesita).

A su favor puedo decir que, apenas recibía una respuesta o incluso si la interpelada se quedaba muda, él procedía a explicarle de inmediato el motivo de su pregunta. En contra debo decir que me tocó conversar con, al menos, tres pajaritas que, sabiendo que R y yo somos amigos, se acercaron a preguntarme a mí que pasaba con Rafa, si estaba bien, si estaba interesado en ellas y no se atrevía a decirles o, simplemente, a contarme la anécdota y a reírnos juntas.

Caso extremo
Pero el peor de todos fue el de un amigo a quien considero muy inteligente y sensible, pero quien es el que se ha caído más feo. Tomás (por ponerle un nombre) se quejaba amargamente una noche, entre cerveza y cerveza, por la traición de su ex – polola, quien no sólo había terminado con él cuando supo venía a Canadá, sino que ahora estaba con otro. Lo que no contaba, y que más tarde me enteré, es que ambos vivían juntos en, digamos, Costa Rica. Tampoco contaba que tenían planes de casarse y, mucho menos, que él decidió un día venir a Canadá para “encontrarse a sí mismo,” sin siquiera invitar a su pareja a venirse con él. Como además no tenía claro cuánto tiempo estaría por acá, la polola se enojó y terminaron. Seis meses después, ella estaba con otro.. y él se quejaba...

Casos y cosas de hombres...

10 Comments:

Blogger Paloma said...

Siempre hay que hacerle caso al doctor. Usted debió seguirlo y buscar una buena excusa para establecer una conversación y, luego, comenzar a “dating”. Yo (cuando era soltera) siempre hacía eso si sentía que el sujeto era interesante…. La próxima vez quiero leer que siguió la receta al pié de la letra. (P.D. Es un caso perdido… los hombres son muy raros… y tus amigos más aún... Jijijiji).

8:20 AM  
Blogger Karen said...

Ahora veo que la idea del Manual iba bien encaminada...seguro se transforma en bestseller. Vamos a tener que volver a trabajar en ello.

9:54 AM  
Blogger Ceci said...

Palomita: Gracias por la receta. Prometo seguirla para la próxima.

Karencilla: Si escribimos el Manual del que tantas veces hemos hablado, vamos a destronar a la mismísima Biblia como libro más leído, publicado y traducido a más idiomas y formatos.

12:57 PM  
Blogger Paloma said...

Como no tengo tu mail (Agnes tiene el mío)... te dejo esto que escribí por esa vía y te va a gustar (creo)...

Extrañando el terruño natalEscogí especialmente a cada uno de ustedes, a quienes envío este mail porque: son argentinos o tienen algún tipo de afinidad con nuestros hermanos-vecinos; han vivido o viven lejos de sus tierras natales y saben los que es extrañarla; conocen y admiran a nuestro amigo Orsay o simplemente porque creo que les va a gustar este texto de uno de mis bloggeros favoritos, donde habla desde el alma sobre lo que se siente al vivir lejos…

Un texto de los buenos, que me mocionó en lo profundo y que hoy comparto con todos ustedes…

Sólo un adelanto que me puso la piel de gallina.

… Y cocino la carne como dios manda, cocida, asada, a lo macho. Le pongo chimichurri, le pongo sal gruesa. Hago todo lo que hay que hacer. A veces hago más de lo que hay que hacer. Y sin embargo, a veces, a solas, mirando por la ventana, cagado de frío en pleno febrero, pienso que no podría vivir otra vez en Argentina. Es más, a veces pienso que no he vivido nunca en Argentina, que he tenido un sueño, un sueño real y nítido, que he tenido la sensación maravillosa de ser de allí, pero que nunca, en realidad, he estado… Todo me parece un sueño, a veces. Hasta este DNI que sigo llevando (al pedo) en la billetera, el celeste con el logo del Mercosur, el que tiene mi cara de antes. Ya no es algo real o palpable. Este documento plastificado ya se ha convertido en otro de mis esfuerzos por seguir aferrándome con desesperación a un lugar en el mundo, a una utopía, a una noche interminable de mis veinte años, a unos amores y a unos amigos…

Aquí la dirección web, por si lo quieren leer completo. http://orsai.bitacoras.com/archives/000471.php

5:20 AM  
Blogger Andres said...

Veo que soy el unico hombre que se atreve a dar la cara frente a este post que nos deja tan mal parados... Solo me queda decir que no todos somos taaaan ridiculos (perdona, Ceci, no es mi intencion ofender a tus amigos)
Ademas, por lo que leo, no hay chilenos en ese grupo. Conclusion: No se fije en mercaderia importada.
Lo chileno es bueno ;-)

5:25 PM  
Blogger Ceci said...

Gracias Andrés por “dar la cara,” pero te voy a contra un secreto: al menos uno de los personajes de esta historia es chileno. Lo siento.

10:58 PM  
Blogger Agneshka said...

Bueno, los hombres son definitivamente seres extraños y algunas tacticas de seduccion son absolutamente de Benny Hill.
La otra vez salimos con un grupo de amigas y amigos y uno de los chicos estuvo toda la noche tratando de engrupir tiernas señoritas diciendoles "te chuparia la axila". y al parecer de verdad lo intentaba en serio a pesar que la frase habia salido unas horas antes en broma.
A pesar de que en gustos no hay nada escrito, esa noche salio de la pista de baile, solo, muy solo.

8:13 AM  
Blogger Elisa de Cremona said...

Mira, yo creo que los hombres son ese "otro", que, como bien dijo Miguel Bosé, teme a la palabra "compromiso" en cualquiera de sus acepciones... creo que los hombres son seres inferiores de pensamiento básico que sólo sirven para dar placer...a veces..
un beso

9:03 AM  
Blogger Ceci said...

On the Record:
Mi querida Elisa de Cremona, no es para tanto...Tampoco caigamos en discursos feministas rancios, que no nos llevan a ningún lado.

Off the Record:
En todo caso, Miguel Bosé no podia estar más en lo cierto ;-)

11:30 AM  
Blogger katinita said...

Hi, adhiero al on y al off
cariños
katina

5:37 PM  

Post a Comment

<< Home

Y deambulan por este blog:

adopt your own virtual pet!